Si la amas demostraras todo ese amor que sientes por ella, por su salud, su vida y sus atributos

Este “análisis comparativo” entre lo que es la vida de una amante enamorada y la de una esposa infeliz, se lo dedico a todas aquéllas mujeres de bien y de buen corazón y espíritu que, por circunstancias de la vida, no han podido ocupar el papel de esposas, pero que han vivido entregadas toda o parte de sus vidas a contribuir a la felicidad de un hombre verdaderamente infeliz que, simplemente, se equivocó al escoger su pareja “para toda la vida”.

No las dedico, y eso es evidente por el contenido, a las “falsas amantes”, aventuras de un momento, de algunas noches, que sólo están con un hombre casado para lamentablemente aprovecharse de su condición económica o de “hombre infeliz”.

Mi respeto más profundo a aquéllas buenas esposas que luchan por mantener a toda costa el amor del hombre que aman y que han caído en manos de estas últimas…

1. La amante… es la fortaleza… el pecado que trae a la vida de un hombre que no se siente feliz… una nueva ilusión para volver a amar…

La esposa… en cierta forma, es una esclava que contradictoriamente exige que se le trate como a una reina… y se ve a sí misma como un objeto de procreación y servilismo…

2. La amante… es ése alguien tan especial que llega en el momento adecuado para ayudar a alguien a continuar su búsqueda en la vida por todo lo que es hermoso… y disfruta inmensamente haciéndolo…

La esposa… es simplemente una compañera a la que uno se aferra porque las circunstancias de la sociedad lo dictan… con la cual se comparte una vida de rutina y sin ilusión… hasta que uno de los dos se cansa de la superficialidad en que se vive…

Close